Sólo el 8% de los presidentes y primeros ministros del mundo son mujeres

Por Rosendo Fraga (h) para El País (Uruguay)

En 211 países y territorios del mundo hay 326 presidentes y primeros ministros, sólo 26 son mujeres; la distribución geográfica de presidentas (11) y primeras ministras (15) es desigual.

El dato se desprende de un relevamiento realizado entre los 211 países y territorios del mundo, tanto los reconocidos como los independientes y los que están en disputa (como Chipre del Norte, la república popular de Lugansk en Ucrania o los dos gobiernos en Siria, por poner un ejemplo).

Para bien o para mal, en esos 211 países y territorios hay un total de 326 presidentes y primeros ministros, de los cuales sólo 26, es decir el 7,98%, son mujeres.

En estos cargos ejecutivos, ellas tienen en promedio 54 años. La más joven es la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, una licenciada en administración de 35 años que destronó a Jacinda Adern, la primera ministra de Nueva Zelanda que fue durante mucho tiempo la más joven del mundo y cumplió 40 años el 26 de julio del año pasado. Por su parte, Sheikh Hasina, la primera ministra de Bangladesh, es la mujer de mayor edad en el mundo en ejercer un cargo ejecutivo de estas características: Hasina cumplirá 74 años el 28 de septiembre.

Las abogadas lideran en cuanto a la profesión de estas presidentes y primeras ministras del mundo y comprenden al 34,6%. Le siguen las economistas con el 19,2% y luego hay un 23,1% repartido por partes iguales entre sociólogas, diplomáticas y políticas profesionales.

La distribución geográfica de estas presidentes y primeras ministras (11 y 15, respectivamente) es bastante desigual.

De todas las que hay en el mundo, Europa concentra el 53,8%. Con un promedio de edad de 50 años, las líderes europeas son además las más jóvenes.

Respecto a sus profesiones, hay cuatro abogadas (la primera ministra de Estonia y las presidentes de Grecia, Kosovo y Eslovaquia); tres economistas (las primeras ministras de Lituania, Serbia y la presidente de Moldavia); dos sociólogas (las primeras ministras Mette Frederiksen de Dinamarca y Erna Solberg de Noruega); una licenciada en administración (la mencionada Marin en Finlandia), una bióloga (la presidente de Estonia), una diplomática (Salome Zourabichvili, presidente de Georgia), una profesora de idiomas (la primera ministra de Islandia) y una química, que no necesita presentación: Ángela Merkel.

Europa tiene una particularidad y se da en Estonia, donde tanto su presidente como su primer ministro son mujeres: Kersti Kaljulaid, una bióloga de 51 años, ocupa la Presidencia, mientras que Kaja Kallas, de 43 años, lidera el Parlamento.

África cuenta con tres primeras ministras y una presidente, lo que representa el 15,38% de mujeres líderes en el mundo. El promedio de edad de las africanas es de 60 años y su distribución profesional se compone de dos economistas (las primeras ministras Rose Christiane Raponda de Gabón y Saara Kuugongelwa de Namibia), una diplomática (Sahle-Work Zewde de Etiopía) y una política profesional (entendiendo esto como una persona que se ha forjado una carrera profesional en la política): Victoire Tomegah Dogbé, la primera ministra de Togo.

Asia también tiene 4 líderes al igual que África: las presidentes de Nepal, Singapur y Taiwán, y la primera ministra de Bangladesh, que es también la más longeva. Esto último no parece ser casual, ya que el promedio de edad de las asiáticas es de 65 años, el promedio más alto de todos los continentes.

Respecto a sus profesiones, hay dos abogadas (las presidentes Halimah Yacob de Singapur y Tsai Ing-wen de Taiwán), una política profesional (Sheikh Hasina de Bangladesh) y una licenciada en artes (Bidya Devi Bhandari, la presidente de Nepal).

En comparación con la década precedente, la cantidad de presidentes o primeras ministras del continente americano se antoja sorprendentemente bajo: sólo Mia Mottley, primera ministra de Barbados; Paula-Mae Weekes, la presidente de Trinidad y Tobago; y Violeta Bermúdez, primera ministra de Perú, ocupan esos cargos en el continente. Ello implica que sólo el 7,1% de estos cargos en América está ocupado hoy por mujeres (menos que el promedio mundial), aunque es más alto que el porcentaje de las que los ocupan en África o Asia (5,2%).

Por último, Oceanía tiene una sola líder: la primera ministra Jacinda Adern (licenciada en comunicación) que mencionamos al comienzo.

Como se ve, a pesar de los avances, al mundo todavía le queda un largo camino por recorrer para alcanzar la igualdad plena entre hombres y mujeres en política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s