El indicador donde Uruguay es el único país no europeo entre los mejores

Independientemente de los matices de cada caso, la pandemia trajo restricciones a la movilidad, el comercio y el trabajo en todos los países, lo que terminó por afectar los derechos laborales de millones de trabajadores en todo el mundo.

La medida en que esos derechos se vulneran cada año es lo que analiza el Global Rights Index (GRI) 2021 de la Confederación Sindical Internacional (ITUC, por sus siglas en inglés), en base a los despidos, violaciones a los derechos de negociación colectiva y restricciones a la libertad de expresión y de reunión que informan cada año 331 sindicales nacionales de 163 países.

Este índice consta de cinco clasificaciones que van de la 1 (violaciones esporádicas de los derechos) hasta la 5+ (derechos no garantizados debido a la desintegración del estado de derecho). Uruguay es el único país no europeo que integra la primera clasificación, junto a otros 10 (Alemania, Austria, Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Islandia, Italia, Noruega, Países Bajos y Suecia). Según el GRI, en estos países las violaciones de los derechos de los trabajadores no son inexistentes, pero no se producen de manera regular y los derechos laborales colectivos están por lo general garantizados.

Pasando a Latinoamérica, en la clasificación 2 (violaciones repetidas de los derechos laborales) están Costa Rica y República Dominicana (entre otros 25), mientras que en la clasificación 3 (violaciones regulares a los derechos) se encuentran Argentina, Paraguay, Bolivia, Panamá y México (estos tres últimos países mejoraron su calificación respecto al año pasado). En la cuarta clasificación, donde se ubican 37 países en los que según el GRI se dan violaciones sistemáticas a los derechos de los trabajadores, están Chile, El Salvador, Perú y Venezuela. En la quinta clasificación, que engloba a los países donde los derechos laborales no están plenamente garantizados, se encuentran Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala y Honduras. Por último, en la peor clasificación (donde los derechos no están garantizados al no estarlo tampoco el estado de derecho) no hay ningún país latinoamericano.

A pesar de ello, el informe concluye que Colombia, Honduras y Brasil son tres de los peores 10 países para los trabajadores (los otros siete son Bangladesh, Bielorrusia, Egipto, Filipinas, Myanmar, Turquía y Zimbabwe).

A pesar de que América es la segunda mejor región del mundo en cuanto al respeto de los derechos laborales (la mejor es Europa y la peor es Oriente Medio y el norte de África), el informe indica que en el 88% de los países del continente americano se ha vulnerado el derecho a huelga y en el 72% de ellos el derecho a la negociación colectiva.

A su vez, en el 88% de los países de la región se impidió el registro de sindicatos y en el 56% se arrestó y detuvo a trabajadores, mientras que en el 40% de los países del continente los trabajadores sufrieron ataques violentos y en el 20% se restringió la libertad de expresión y reunión.

Por Rosendo Fraga (h) para El País (Uruguay)