El progreso de la juventud uruguaya según un índice internacional

El 10 de junio, las organizaciones no gubernamentales European Youth Forum y Progress Imperative presentaron virtualmente el Youth Progress Index (YPI) 2021, el ranking más completo sobre calidad de vida de los jóvenes de todo el mundo. 

Este índice, que ya tuvo una primera edición en 2017, reúne datos sobre educación, vivienda, seguridad, salud y acceso a derechos y libertades, y los utiliza para calcular el puntaje de 150 países de acuerdo al grado de su progreso.

En ese sentido, con un puntaje de 79,48, Uruguay ocupa la posición 38°, lo que implica la mejor posición para cualquier país latinoamericano después de Costa Rica. En ese mismo rango, los jóvenes uruguayos tienen un entorno para desarrollarse similar al de los israelíes, croatas y eslovacos.

Noruega, con 95,80 puntos, es el mejor país del YPI, al que le siguen Dinamarca (94,62), Finlandia (94,03), Suiza (93.14) y Suecia (92,81), los cinco países con mejores oportunidades para los jóvenes. En el otro extremo, los jóvenes de Afganistán (31,24), Chad (25,44), República Centroafricana (22,03) y Sudán del Sur (20,03) viven en los entornos menos favorables para desarrollar su potencial.

El YPI se diferencia de otros índices de este tipo en que se centra más en el progreso social de los jóvenes, que en indicadores puramente económicos. Por ejemplo, mide la salud y el bienestar de ese segmento no por cuánto gasta el Estado en atención médica, sino de acuerdo al éxito de las políticas públicas en este campo. En otras palabras, el YPI está más centrado en los resultados que en los insumos.

En cuanto al contexto latinoamericano, Costa Rica (33°), como ya dijimos, es el país de la región mejor ubicado, al que le sigue Uruguay en la posición 38°. La lista continúa con Chile (40°), Argentina (41°), Panamá (49°), Ecuador (57°), Brasil (58°), Paraguay (61°), Colombia (65°), México (69°), Perú (70°), República Dominicana (80°), Bolivia (81°), Nicaragua (87°), El Salvador (89°), Honduras (95°), Guatemala (104°) y Venezuela (106°).

Superando las expectativas: Bienestar, Oportunidad y Necesidades Básicas

Hay 9 países que en el YPI han mostrado mejores resultados de los que le corresponden por su ingreso per cápita y las expectativas de su entorno económico. Entre estos 9 países está Uruguay, que con 2,20 puntos más de puntaje del que le correspondería por su desarrollo económico, se ubica en el noveno lugar. El resto de los países que se desempeñaron mejor de lo que le hubiese correspondido por sus condiciones son Kirguistán (+6,10), Tayikistán (+5,42), Nepal (+4,11), Armenia (+3,87), Nueva Zelanda (+3,62), Serbia (+3,30), Portugal (+3,25) y Costa Rica (+2,58).

El puntaje general se elabora en base al promedio de tres grupos de variables específicas: Bienestar, Oportunidad y Necesidades Básicas. Al igual que en el caso anterior, el YPI calcula cuáles son los países que, en condiciones similares, se han desempeñado por encima de las expectativas en cada una de estas variables. En el caso uruguayo, esto se dio en Bienestar y Oportunidad, dos de las tres.

En Bienestar -que mide el acceso al conocimiento y la información; salud y bienestar, y calidad ambiental- Uruguay fue, junto a Kirguistán y Jamaica, uno de los tres países con el mejor rendimiento, logrando superar en 5,86 puntos el promedio para los países de condiciones similares. Esto significa que, de acuerdo a sus niveles de desarrollo económico, estos tres países fueron los más exitosos en lograr resultados positivos en el bienestar de sus jóvenes.

En Oportunidad -que mide los derechos humanos; la inclusión; la libertad personal y de elección; y el acceso a la educación superior- ocurre lo mismo que en Bienestar: Nueva Zelanda, Uruguay y Ghana son 3 de los únicos 4 países de toda la muestra (el cuarto es Costa Rica), que se desempeñaron mejor de lo que cabría suponer de acuerdo a su desarrollo económico (en el caso uruguayo, 7,88 puntos por encima). 

En el tercero, Necesidades Básicas -que mide nutrición y acceso a la salud; agua y sanidad; vivienda y seguridad personal-, Uruguay se desempeñó de acuerdo a lo esperado.

Por último, el YPI advierte que los jóvenes del mundo deberán enfrentar, debido a la pandemia, un futuro mucho más inseguro en términos económicos y ambientales, a lo que hay que sumarle las secuelas del confinamiento en la salud mental de los jóvenes y adolescentes. A pesar de estar subrepresentados en la toma de decisiones, los jóvenes conforman una porción importante de la población mundial: según la ONU, en 2019 vivían en el mundo 1.200 millones de personas de entre 15 y 24 años, pero ese número escalará a 1.400 millones para el año 2065. De ahí la importancia que es tener, para el futuro de cualquier país, una buena posición en este índice internacional, como la que hoy tiene Uruguay.

Por Rosendo Fraga
Director de nuevamayoria.uy