Impulsado por el apoyo gubernamental, Panamá ocupó el 5° puesto en América Latina por su brecha de habilidades digitales

Se trata del Digital Skills Gap Index (DSGI), el primer índice de este tipo lanzado a finales de 2021 por Wiley, la editorial académica estadounidense que tiene más de 200 años de trayectoria en el ámbito científico y técnico. Este ranking evalúa la fortaleza, resiliencia y capacidad de respuesta digital en 134 países, para determinar cuán grande es la brecha entre la oferta y la demanda de habilidades claves en áreas como ciencia y análisis de datos, inteligencia artificial, ciberseguridad y alfabetización digital y otras vinculadas a trabajos que aún no existen.

En esta primera edición, Panamá obtuvo 4.2 puntos y la posición 87° entre estos 134 países, con un nivel de brecha de habilidades digitales similar al de Colombia (4.3), Cuba o México (4.0). A nivel global, el país con la brecha de habilidades digitales más baja es Singapur (7.8), seguido de Emiratos Árabes Unidos y Finlandia (7.5), Qatar y Suecia (7.3). En el otro extremo, los países con una brecha más amplia son Burundi y Yemén (2.1), Chad (1.9), Mozambique (1.8) y Haití (1.2).

Este índice califica a los países con un puntaje que va de 0 (mayor brecha de habilidades digitales) a 10 (menor brecha), en base a seis pilares que reflejan el desarrollo digital de cada país: instituciones de habilidades digitales; capacidad de respuesta digital; apoyo del gobierno; oferta, demanda y competitividad; ética e integridad de datos; e intensidad de la investigación. 

En el caso de Panamá, el pilar donde mostró un mejor desempeño fue en el que evalúa el apoyo estatal. Esta categoría mide la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la visión de cada gobierno y el grado de éxito en su promoción. Panamá consiguió 5.6 puntos y la 36° posición global, con un nivel de apoyo y promoción estatal de TIC igual al de Francia y Hong Kong. A nivel regional, con este puntaje Panamá logró situarse como el mejor país del continente americano, mejor incluso que Estados Unidos (4.5) y Canadá (4.8). Respecto a su puntuación por variable, Panamá alcanzó 5.9 puntos por la importancia de las TIC en la visión gubernamental (el mismo puntaje que Suiza). Esto implica que, a nivel continental, la importancia prestada por el gobierno panameño a las TIC sólo se vio superada por la del gobierno estadounidense (6.3). En cuanto al grado de éxito en la promoción de las TIC, Panamá obtuvo una puntuación de 5.4, solo por debajo de Estados Unidos (6.3) y Canadá (5.7) en el continente. Como se ve, se trata del desempeño más sólido de Panamá en el Digital Skills Gap Index.

En el otro extremo, Panamá mostró sus puntajes más bajos en ética e integridad de datos (3.7) y en intensidad de la investigación (0.6). En el primer caso, el resultado se debe a su puntaje en el Global Cibersecurity Index (eje de esta categoría), donde consiguió la posición 102° a nivel global (entre Burkina Faso y Ecuador) y la 10° en América Latina. En cuanto al otro pilar, que evalúa la cantidad de papers académicos publicados por cantidad de graduados y otras variables similares relacionadas con el desarrollo y la investigación, Panamá obtuvo 0.6 puntos. Esto implica que, en América Latina, sólo se haya desempeñado mejor que El Salvador (0.3), República Dominicana (0.1) y Nicaragua (0.0).

En cuanto al resto de los pilares, Panamá obtuvo 5.4 puntos por su oferta, demanda y competitividad (73°); 4.1 puntos por su capacidad de respuesta digital (82°) y 3.9 puntos por sus instituciones de habilidades digitales (87°).

El Digital Skills Gap Index concluye con una declaración de intenciones. Wiley espera que “este nuevo índice se transforme en un recurso importante para ayudar a planificar una recuperación más inteligente, una inversión digital efectiva y una comprensión más profunda de dónde y cómo abordar la brecha de habilidades digitales, fomentando el desarrollo de una fuerza laboral global que esté preparada para la economía post-pandemia y una recuperación más equitativa”.