Uruguay, el país con mejor paz positiva de la región en 2022

A fines de febrero, el Institute of Economics and Peace de Australia lanzó el Positive Peace Report (PPR), un informe que analiza, desde 2009, la paz positiva en 163 países.

Por paz positiva el PPR entiende las actitudes, instituciones y estructuras necesarias para la creación de sociedades pacíficas. Según el PPR, los países con niveles más altos de paz positiva son más resilientes, tienen en general economías robustas y prósperas, un mejor desempeño medioambiental, mayores niveles de bienestar y felicidad, una fuerte cohesión social y una mayor satisfacción con el nivel de vida. En otras palabras, la paz positiva puede describirse como la creación de un entorno óptimo para que florezca el potencial humano.

En esta edición Uruguay obtuvo 2.08 puntos y se ubicó en la posición 29°, entre el grupo de 42 países con niveles muy altos de paz positiva (de América Latina también están Chile, en la posición 32, y Costa Rica, en la 39). A nivel global, Uruguay mantiene un nivel de paz positiva similar al de Taiwán, Lituania y Letonia. El análisis de la última década del PPR en América del Sur (2009-2020) también señala que Uruguay fue el país que más mejoró en paz positiva, seguido de Argentina y Perú, mientras que Brasil y Venezuela son los que más empeoraron.

El PPR se calcula de acuerdo a una serie de variables agrupadas en 8 pilares: aceptación de los derechos de los demás; distribución equitativa de recursos; flujo libre de información; buenas relaciones con vecinos; altos niveles de capital humano; bajos niveles de corrupción; entorno empresarial sólido y buen funcionamiento del gobierno.

En el contexto latinoamericano, Uruguay obtuvo el primer lugar por la aceptación de los derechos de los demás (1.70), la distribución equitativa de recursos (2.00) y sus buenas relaciones con sus vecinos (2.01). Aunque no se trate de su mejor posición (Costa Rica está primero con 1.37), los 1.54 puntos obtenidos por Uruguay en flujo libre de información representó su mejor puntuación. Este pilar mide la libertad de prensa, la calidad de la información gubernamental y el porcentaje de la población que usa internet.

Uruguay también obtuvo el segundo lugar de América Latina por el buen funcionamiento del gobierno (1.95), su baja corrupción (1.96) y la solidez de su entorno empresarial (2.70). En los tres casos se vio superado por Chile.

Por último, su peor posición (5°) y puntaje (2.86) en el contexto latinoamericano lo obtuvo por sus niveles de capital humano, donde se posicionó después de Argentina (2.72), Nicaragua y Cuba (2.75) y Chile (2.80). Este último pilar se calcula tomando el porcentaje de jóvenes de entre 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan (los ni-ni), la cantidad de investigadores dedicados a la investigación y el desarrollo (I+D) por millón de habitantes y el número promedio de años que un recién nacido puede esperar vivir con salud plena.

El PPR advierte que, sin una comprensión más profunda de cómo funcionan las sociedades, no será posible resolver los principales desafíos globales que hoy enfrenta la humanidad. La paz positiva como concepto proporciona un marco único desde el cual gestionar los asuntos humanos y relacionarse, pero en muchos sentidos es un facilitador que hace que los trabajadores produzcan, las empresas vendan, los empresarios y científicos innoven y los gobiernos sirvan a los intereses de sus pueblos.

Por Rosendo Fraga (h)
Director de nuevamayoria.uy