Uruguay y Canadá son los dos países de América con el menor porcentaje de pobreza de internet

A principios de abril World Data Lab, empresa de datos que produce las estimaciones más consistentes y creíbles para gasto y demografía del mercado, publicó el primer Internet Poverty Index (IPI), un ranking de 169 países que mide cuántas personas no pueden pagar un paquete mínimo de internet móvil y son, en consecuencia, pobres de internet

Según World Data Lab, con el 0,4% de su población en estas condiciones, Uruguay y Canadá son los dos países del continente americano con el porcentaje más bajo de pobreza de internet. A nivel global, para Uruguay implica la posición 32° entre los 169 países de la muestra, con un nivel de pobreza de internet similar al de Canadá, Austria o Luxemburgo, mientras que en términos absolutos ello representa a 14.290 uruguayos, la misma cantidad que hay en Samoa, Mauricio o Dinamarca.

De acuerdo al criterio establecido por World Data Lab, una persona es pobre de internet cuando no tiene la posibilidad de acceder a este servicio ni utilizar fácilmente internet móvil. Este dato se calcula en base a tres parámetros: asequibilidad, calidad y cantidad. El factor de asequibilidad se refiere al precio del servicio de banda ancha móvil de cada país en relación al presupuesto mensual de una persona. En ese sentido, el umbral de asequibilidad de la pobreza de internet se establece en un máximo del 10% de ese gasto total (por encima de ese valor se la considera inasequible). La variable de calidad se refiere a múltiples factores, como la velocidad de carga y descarga, el ancho de banda, la latencia, la cobertura de 2G, 3G y 4G, así como la cantidad de servidores cada 100.000 habitantes. Por último, la cantidad se refiere a la cantidad de datos que se pueden enviar o recibir por usuario teórico.

Como viene sucediendo últimamente, este nuevo índice considera el acceso a internet como un derecho básico, al mismo nivel que el acceso a la vestimenta, vivienda, alimentos o energía. Para World Data Lab, el Internet Poverty Index sirve para crear conciencia e identificar a los grupos más vulnerables. La aplicación de este nuevo concepto podría tener un impacto muy importante en áreas como educación, empleo, entretenimiento y la conectividad en general.

En América Latina, después de Uruguay, los otros cuatro países con menor pobreza de internet fueron Chile (2,6%), Paraguay (3%), Argentina (5,5%), El Salvador (10,7%), y República Dominicana (10,8%). Sudamérica se completa con Bolivia (13,9%), Perú (24,7%), Colombia (33,9%), Brasil (35,6%), Ecuador (38,6%) y Venezuela, el último del continente y el quinto peor evaluado del mundo, con 92,2% de pobreza de internet. 

Por último, Azerbaiyán y Tonga, con una población estimada de 10.000.000 y 110.000 respectivamente, son los dos países con menor pobreza de internet del mundo, tanto a nivel porcentual como en términos absolutos. En el otro extremo, con 103 millones (el 47,4% de su población), Nigeria es el país del mundo que más cantidad de pobres de internet tiene (más que China o India). En términos porcentuales, el peor caso es el de Burundi, donde prácticamente toda su población (96,6%) es, según World Data Lab, pobre de acuerdo a este criterio.

Por Rosendo Fraga (h)
Director de nuevamayoria.uy